el arte electrónico 5

El arte electrónico más allá de la reparación

Nosotros reparamos pero hay quien utiliza el arte electrónico y crea auténticas piezas únicas a partir de desechos electrónicos.

Poner en marcha un PLC que aparentemente no funcionaba, es sin duda una habilidad que incluso requiere de un poco de creatividad.

En este post queríamos mencionar a un artista en particular que no solo domina la electrónica, sino que también considera el impacto en el planeta al crear auténticas obras de arte.

El arte electrónico que se encuentra entre escombros

Rebusca en la basura electrónica para crear arte. Es lo que hace Steven Rodrig, el artista que da forma a todas las PCBs que dábamos por perdidas. ¡Y no os penséis que es tarea fácil! Las placas no están diseñadas para doblarse. Así que Rodrig diseña las piezas con líneas rectas, las corta y las ensambla.

Utiliza cualquier dispositivo electrónico, como ordenadores y teléfonos, para construir esculturas de tortugas marinas, arañas, libélulas, colibríes e incluso un motel para cucarachas. Las esculturas de Rodrig son una manera de traer la naturaleza al mundo digital, fusionando creatividad y preocupación por el medio ambiente.

Su trabajo nos hace reflexionar sobre la importancia de la innovación en un mundo donde la basura electrónica aumenta constantemente. Así como él ha encontrado una forma creativa de reutilizar las PCB, deberíamos buscar más soluciones para dar una nueva vida a los dispositivos electrónicos. Este enfoque no solo es artístico, sino también una inspiración para explorar caminos sostenibles y creativos en la gestión de la tecnología obsoleta.

arte electrónico
arte electrónico
arte electrónico

Sobre el artista

Steven Rodrig, originario de La Habana, Cuba, nació en 1963 y desde siempre mostró un interés por experimentar con diversos materiales. Su fascinación lo llevó a descubrir su verdadera pasión en los componentes electrónicos. Estudió mecánica estructural en la escuela de aviación de Long Island City, NY, lo cual tiene sentido dado que la aviación se basa en la observación de las aves para diseñar aeronaves. Esta experiencia influyó en su afición por explorar formas alternativas en los materiales, permitiéndole reinterpretar los componentes electrónicos y darles un nuevo significado.

Steven Rodrig ha encontrado una manera de reciclar piezas antiguas de cualquier dispositivo aunque estén obsoletas.

Aunque Steven Rodrig no se autodenomina artista, siempre ha estado vinculado al ámbito artístico. Su gran pasión por la escultura y su formación profesional en mecánica estructural son precisamente las habilidades que le brindaron la imaginación necesaria para incursionar en el arte escultórico. Estuvo mucho tiempo experimentando con algunas piezas mecánicas, pero encontró en las piezas electrónicas lo ideal para hacer esculturas con esos componentes. Su visión e interpretación le permitió compararlas con partes orgánicas naturales.

La primera obra que realizó se llamó Libélula en el tiempo, y fue el gran comienzo para realizar otras esculturas que rápidamente le vinieron a la mente. Así que agudizó su pensamiento artístico basándose en la observación continua de hechos y cosas reales para luego imitarlas con los materiales electrónicos.

Pidió a sus amigos y familiares más cercanos que le dieran todos los dispositivos electrónicos que no usaran. Cuando pudo tener numerosas piezas comenzó poco a poco a descubrir cada escultura, en la forma en que le vino la inspiración. Tuvo que desarrollar diferentes técnicas para que todas las piezas encajaran a la perfección.

Actualmente, Rodrig es muy popular por el ingenio que desborda en cada pieza que ha esculpido, añadiendo la novedad e inusual de utilizar componentes muy comunes entre nosotros. Su intención es revelar el lado oculto de las piezas electrónicas para que otros puedan apreciar su belleza, obligándolo a utilizar cada componente de los circuitos, como transistores, resistencias, condensadores, diodos, etc.

El artista no repite ninguna obra, ya que realiza cada escultura con piezas aleatorias de los objetos que ha encontrado, por lo que cada pieza es única e irrepetible. Podemos considerarlo como verdadero arte.

¿WhatsApp?
Atención al cliente
¿Necesitas ayuda? Habla con nosotros en whatsapp
Nuria
Ventas
Disponible Online
Jose
Comercial
Disponible Online